Nirvana se lanza a la piscina, ¿sin agua?

En el último artículo en su blog, el equipo de Nirvana comenta que pasarán a todos a la versión 2 (hasta el momento han existido dos versiones paralelas de nirvana, la 1 y la 2). Hasta ahí todo bien, sin embargo, algunos avisos más me hacen pensar que se están equivocando de camino:

  1. Empezarán a cobrar. No está mal que cobren, es el rumbo lógico de todo proyecto. Sin embargo, después de haber explotado nirvana al límite (siendo un gran conocedor de GTD) puedo decir lo siguiente:
    • El producto no está maduro para cobrar. Algunas cosas que faltan (y se las perdonaba porque era un proyecto prometedor y aún no empezaban a cobrar):
      • Aplicaciones oficiales móviles, no simples interfaces para móviles.
      • Un calendario integrado (cualquier sistema GTD que se respete debe tenerlo).
      • Capacidad de añadir archivos a las tareas. O en todo caso, capacidad de añadir notas y archivos a un proyecto, ya sea de forma nativa o integrándose con otros servicios como Dropbox o Evernote (al estilo de Nozbe).
      • Distinguir claramente un Área de responsabilidad de un Contexto y de un Contacto. Nirvana los agrupa a todos en la misma categoría sin algún indicador visual que ayude a diferenciarlos.
      • Integración con Evernote. Evernote se ha vuelto un imprescindible en productividad, y guste o no, una aplicación GTD debe tener en cuenta la integración con este servicio en sus planes (hasta donde sé ya lo hacen Nozbe y Producteev).
      • Sintaxis para añadir parámetros a las tareas (como tiempo estimado, prioridad, fecha de vencimiento, etc.)
      • Mejor manejo de las tareas y proyectos completados (que se vayan automáticamente a logbook sin tener que hacerlo yo manualmente, por ejemplo).
      • Desarrollo más ágil. Los usuarios de Nirvana podemos pasarnos meses sin conocer novedades de la herramienta. Pero al no ser de pago y estar en beta, se lo perdonábamos. Ahora el panorama es diferente.
    • Por lo demás, es una aplicación excelente. Su usabilidad es genial, su respeto al sistema GTD es una exquisitez para quienes somos fans del sistema de David Allen (mientras que otras aplicaciones se ufanan de ser GTD cuando son cualquier cosa menos eso p.ej. Nozbe), sus funciones de arrastrar y soltar y su uso con el teclado son otros goles de esta herramienta. Creo que tiene un enorme potencial y vale la pena pagar por ella. Pero no ahora, veremos si con sus planes de pago sus usuarios se mantienen o migran. Yo, personalmente, no pagaría así como está. Si empiezo a ver novedades y que se atienden los pedidos de los usuarios, podría considerarlo.
  2. En su versión gratuita solo admitirá dos proyectos. ¿Quién puede trabajar con dos proyectos? Para una persona promedio los proyectos no bajan de 50. Así que sigo creyendo que el tiro les saldrá por la culata. 7 dólares al mes me parece costoso (considerando que Evernote cobra $5 y hace mucho, muchísimo más) así que veremos como va.
Enlace: Nirvana
Categoría: