Examen de admisión en la UNI

El examen de admisión a la UNI tiene la fama de ser el más difícil del país y no es una fama inmerecida pues hay que ser medio antisocial para ingresar ahí (va con buena onda por si acaso, mis respetos para la UNI, a la que quise postular cuando era jovencito pero me ganó mi vocación de escritor). El asunto es que hoy llegaba a trabajar y el tráfico era insoportable y no por el examen sino por las barras enviadas por las academias a obstaculizar el tránsito y a gritar como bobos. Entiendo su espíritu y todo, pero hay cosas que no me cuadran, como que cada grupo tenga un líder que incita a gritar a jovencitos y les dice "más fuerte", "más fuerte". Creo que ahí se acaba el espíritu y empieza el cacicazgo. Y creo que esto no es educación, competir a quien grita más fuerte y quien le hace más escándalo a la gente que pasa, encapsular el puente de la UNI con banderolas que no tienen autorización municipal, y ¿quiénes son los muchachos que gritan?, ¿estudiantes?, ¿trabajadores?, ¿reciben un pago por eso o su propina y su pan con té? Segurito que lo segundo.

Categoría: